editor@latinonewspaper.net | 04-Mar-2021 08:35:23 am

LA MUERTE SUBITA EN EL DEPORTE

Escuche “Los Dueños Del Balón” por la Invasora 1440 AM de lunes a viernes de 12 a 1:30PM

Escrito el 07 May 2009
Comment: Off
Que un futbolista en plena competición muera, puede ya no ser un hecho aislado. Los casos de muerte súbita en deportistas son frecuentes o al menos tienen un mayor reconocimiento y difusión.

En el último Maratón de Nueva York murió un corredor brasileño de 58 años y el año inmediatamente anterior Ryan Shay falleció en las calles de Nueva York, la víspera del multitudinario maratón, mientras participaba en las pruebas de selección para los Juegos Olímpicos. Shay, de tan solo 28 años era doble campeón nacional en EEUU.

La muerte súbita de una persona joven y aparentemente sana es un hecho que produce gran conmoción, sobre todo si tiene lugar durante la práctica deportiva. El fútbol en concreto está presente en la mayoría de estadísticas como uno de los deportes en los que ocurren más muertes de este tipo

El gran debate sobre estos fallecimientos, plantea cuáles deben ser las exploraciones médicas a las que ha de someterse una persona antes de realizar un deporte.

Un estudio reciente señala cómo un programa de revisión que detecta problemas cardíacos ocultos puede reducir la muerte súbita de los atletas.

El riesgo de muerte repentina aumenta en deportistas cuando se practica en condiciones ambientales adversas como alta temperatura y humedad o en alturas considerables por

encima de 2600 metros sobre el nivel del mar. Igualmente con la falta de un buen acondicionamiento físico que desadapta al sistema cardiovascular volviéndolo vulnerable a elevadas cargas.

Una situación particular de daño al corazón es la alta posibilidad de recurrir al dopaje con estimulantes, entre ellos la efedrina que lo expone a una falla cardíaca irreversible.

Aunque entre el 80 y el 90 por ciento de muertes súbitas que afectan a deportistas se deba a males del corazón, las personas que se ejercitan de forma regular tienen la mitad de posibilidades de sufrir esta enfermedad frente a los que no lo hacen.

Resulta obvio que una valoración del estado de salud previa a la práctica deportiva es necesaria para prevenir problemas.

En este caso no son sólo importantes los controles de los atletas de élite, sino que debería hacerse hincapié en las revisiones de todas aquellas personas que realizan deporte habitualmente, sobretodo, por encima de los 30 años.

De allí que entre las recomendaciones básicas se sugiera: entrenar regularmente, mantenerse alerta a las señales del cuerpo primordialmente del corazón (dolor fuerte en el pecho, fatiga al respirar, palpitaciones etc.), utilizar un pulsómetro cuando sea posible para monitorear la frecuencia cardíaca.

por Mario Echeverry

Avatar
Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com