editor@latinonewspaper.net | 23-Jul-2021 11:28:02 pm

LA REFORMA MIGRATORIA,

si ocurre, puede necesitar el respaldo de McCain

Escrito el 28 Nov 2008
Comment: Off
Washington, - El presidente electo, Barack Obama, y los demócratas en el Senado, que carecen de una mayoría a prueba de obstáculos, necesitarán la mano amiga de John McCain cuando se reactive el debate sobre la reforma migratoria.

Tras los comicios del pasado 4 de noviembre, los demócratas suman 56 escaños en el Senado y, tomando en cuenta a los dos independientes que suelen votar con ellos, la cifra ascendería a 58, recordó hoy el líder de la mayoría demócrata en la Cámara Alta, Harry Reid.

Pero es la "cifra mágica" de 60 escaños, de un total de 100, la que le permitiría al partido que domina el Senado superar cualquier truco de la minoría para bloquear o torpedear la votación de un proyecto de ley.

Los demócratas abultaron su mayoría en ambas cámaras del Congreso pero será en la 111 sesión legislativa de enero próximo cuando hagan sentir su peso político.

Sin embargo, reconocen que, ya sea la reforma energética o la del sistema de inmigración, necesitarán tender una mano a los republicanos para avanzar sus prioridades legislativas.

Fue precisamente en aras de la reconciliación y la búsqueda de soluciones consensuadas que el lunes, el presidente electo, Barack Obama, se reunió con su ex rival republicano en la contienda, para repasar los retos más urgentes del país.

McCain se precia de un largo historial de trabajo con los demócratas en asuntos ahora clave en la agenda legislativa de Obama, como son la economía, reforma energética y seguridad nacional.

En 2007, fue uno de los arquitectos de una reforma migratoria que, entre otros elementos, hubiese permitido la

legalización de buena parte de la población indocumentada y reforzado la seguridad fronteriza. La reforma se hundió por falta de consenso.

Durante la campaña, a McCain le dio por enfatizar la seguridad fronteriza antes de impulsar una reforma, lo que en definitiva le costó el apoyo de los latinos.

Cuando regrese al Senado, su voz será guía para cuando se reactive el debate migratorio.

Hoy mismo, el líder de la mayoría demócrata en la Cámara de Representantes de EEUU, Steny Hoyer, aconsejó a los republicanos que no caigan en la tentación de "criticar sin límites" o de practicar el "obstruccionismo" porque los retos del país son enormes.

"El Senado de ahora mismo necesita al McCain de antes. No hay ningún republicano con el mismo tipo de alcance" en soluciones bipartidistas, reconoció el lunes el senador demócrata de Nueva York, Charles Schumer.

En todo caso, la prensa señala hoy que la búsqueda de consenso para el año entrante, en posibles asuntos como un plan de estímulo económico, la reforma migratoria o la salida de Irak, es una apuesta en la que ambas partes ganan.

Después de todo, tras su derrota en las urnas -y la erosión del apoyo latino a los republicanos-, a McCain le ayudaría reconstruir su legado positivo en la historia política del país.

Por su parte, la alianza bipartidista en el Senado beneficiaría al propio Obama: McCain sería una pieza clave para persuadir a los republicanos y para que las prioridades legislativas de la Casa Blanca salgan a flote en el Senado.

Avatar
Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com