editor@latinonewspaper.net | 12-Dec-2019 07:05:50 am

La tradicional cena de Acción de Gracias.

El pavo no llega solo ni es la razón del Dia de Acción de Gracias

Escrito el 26 Nov 2019
Comment: Off

La tradicional cena de Acción de Gracias.


Lo habitual en las cenas de Acción de Gracias, es preparar una gran reunión familiar, a la que también se puede invitar a algún amigo o amiga muy queridos por la familia, y organizar una cena en la que el pavo relleno será el protagonista, junto a sus guarniciones, salsas y complementos. Además, suelen prepararse algunos aperitivos y una tarta de calabaza o de manzana como postre.

Momento para compartir y dar Gracias



Aunque el origen de esta fiesta se data en la cosecha de 1621, fue el mismo presidente Abraham Lincoln quien fijó su celebración como Fiesta nacional en 1863, hasta que Roosevelt fijó en 1941 su celebración en el cuarto jueves de noviembre, que sigue hasta nuestros días.

Los aperitivos

Aunque la cena de Acción de Gracias se basa en el pavo, es frecuente tener preparados algunos aperitivos ligeros para entretener la espera hasta que el pavo esté en su punto.

Lo habitual es servir Pickles, es decir, encurtidos, aceitunas, cebollitas y platos ligeros para que nadie se llene hasta que llegue el momento culminante de la reunión que se centra en el asado.

El pavo

Para hacer el pavo, lo mejor es que cuentes con una buena receta, en la que se contemple tanto el proceso de asado como de la preparación del relleno, las guarniciones y las salsas. El pavo suele ser enorme, de unos siete u ocho kilos, para que sea suficiente para toda la familia, y su elaboración precisa una larga cocción en el horno.

Otra opción es comprar el pavo hecho en tiendas especializadas de grandes superficies, asadores, o incluso comprarlo ya cocinado y con todas sus guarniciones.

Además de preparar el pavo, es importante saber cómo servirlo, siendo lo habitual, separar los muslos del pavo, cortar también las alas y después ir fileteando la pechuga con un cuchillo afilado, cortando láminas que son fáciles de servir y compartir.

La carne de los muslos se suele separar del hueso y cada comensal puede probar un poco de pechuga y un poco de muslo, aunque no hay reglas estrictas y cada uno puede servirse según sus preferencias.

Guarniciones y salsas


Además del pavo es necesario preparar el famoso relleno -que en realidad es habitualmente una guarnición y no un relleno propiamente dicho-, y otras guarniciones como las verduras del asado, las mazorcas de maíz, puré de patata, o los imprescindibles boniatos asados para dar un toque dulce.


El relleno se puede hacer con facilidad preparando unas migas y aderezándolas con otros ingredientes como cebolla, tocino y carne picada con hierbas aromáticas.


En cuanto a las clásicas salsas para la cena, éstas tienen que ser al menos dos: la salsa clásica de arándanos, y la salsa de asado o gravy, realizada con la grasa y jugos del asado, mantequilla y harina.


Para hacer la salsa de arándanos, basta cocerlos con agua y azúcar y triturarlos después con la batidora hasta obtener una crema lisa, brillante y con un toque ácido.


Los postres de Acción de Gracias


Los postres tradicionales de la cena de Acción de Gracias


Aunque parezca un exceso, en toda cena de Acción de Gracias que se precie hay que tener previstos los postres. El más habitual es un pie de calabaza, aunque quizás resulte demasiado para nuestras costumbres.


Mi recomendación tras los excesos de esa cena es optar por una sencilla tarta de manzana, otro plato muy habitual en Thanksgiving.
Stefania Benavides

Wilfredo Leon
Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com