LA TRADICIONAL “PRESENTACIÓN”

Es tan importante como los 15 Años

Greenville, SC.- “Por fin pude ver una Ceremonia de Presentación de los 3 años” dice Lorena Goncalvez de Brasil.

Jessica, estaba preciosa, con un vestido blanco con tules, largo y con una hermosa capa, lista para bailar el tradicional vals. Con 4 chambelanes de escolta, vestidos de estricto elegantes, danzaban su coreografía rodeándola, para luego tomar unas copas y brindar con soda, de una manera majestuosa.

Lo gracioso es que Jessica es casi una bebe, pues solo tiene 3 años y lucía como una hermosa quinceañera.

En México, cuando un niño cumple tres años de edad, se impone llevarlo a “presentar al templo”. Se escoge a los padrinos, quienes solicitan la ceremonia en la iglesia y visten al niño, que puede ir de frac, tuxedo o charro. Si es niña, va tan hermosa como una quinceañera.

En la iglesia, el sacerdote solo les dará la bendición, pues no existe un ritual litúrgico.

Los chambelanes son parte

importante de la celebración porque, bailarán con la festejada un vals o algún baile infantil. Después viene el pastel y los juegos infantiles.

En México, el 21 de noviembre la Iglesia celebra la fiesta, casi desapercibida, de la presentación de María, que recuerda que la Virgen fue llevada al templo a esa tierna edad por sus ancianos padres, Joaquín y Ana.

Por amor a la Virgen, el pueblo mexicano comenzó a presentar en el templo a las niñas -después también a los niños- para que se les parezca en su modo de vida bondadoso, gentil y bueno y encomendarlos a su maternal cuidado. Este es el origen de esta bella tradición.

“La fiesta de presentación significa la primera visita de Jesús al templo, a la edad de tres años, es una costumbre nuestra que no dejamos de celebrar para inculcar a nuestros hijos el amor a Dios y a nuestra Santa Virgen” dijo Claudia Linares, de Michoacán.

Por Rossy Bedoya - Reportera

Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com