editor@latinonewspaper.net | 21-Jun-2021 01:55:42 pm

LAS DOS CARAS DE LA MONEDA

¿QUE PASO CON ESTAS FAMILIAS NECESITADAS?

Escrito el 26 Jul 2007
Comment: Off
Greenville, SC.- Hace unos meses, la comunidad latina, conoció dos casos lamentables. Estas familias recibieron ayuda de la comunidad, demostrando solidaridad con ellos.

Uno de estos casos, era el de una familia de inmigrantes que venían de Indiana, por miedo a “la migra”.

El segundo caso: una familia que al regresar de un paseo de Pickens, el conductor, perdió el control de vehículo, quedando todos heridos, tres de ellos de gravedad.

El miércoles 18, en la noche, dos jóvenes fueron baleados, en las inmediaciones de Hunter Park, en Ceder Lane, Berea.

Como resultado, murió un joven conocido como Baby Jocker y quedó mal herido Jesús Espinosa Zúñiga, de 25 años. Este último, recibió dos impactos de bala, uno en la pierna y otro en la nalga, perforándole el intestino grueso.

Este joven, extrañamente, es uno de los integrantes de la familia Mata, los inmigrantes que llegaron de Indiana.

Lo raro en este caso, es que esta familia, al saber del hecho, desapareció misteriosamente, dejando todo en casa.

Julio, un vecino, asegura que era una familia muy extraña. “El padre no trabajaba, la madre salía a trabajar por las tardes y a veces no regresaba”.

Ellos salían por las noches y regresaban como a las 2 de la mañana.

Por su parte, Norma, hermana de Jesús Espinosa, quien vive en Atlanta,

dice: Quien mal anda, mal acaba. No es bueno relacionarse con gente mala, porque mire las consecuencias.

Estas declaraciones, hace pensar si realmente se le tendió la mano a una familia necesitada o a quienes trafican con los sentimientos de las personas.

Un caso muy distinto fue el de Esther Medina, quien tuvo un terrible accidente, junto a su familia.

Como resultado el esposo quedó con la mandíbula rota y la cara desfigurada, ella con los dos pies rotos, una de sus niñas con el brazo roto, otras dos con contusiones en el cuerpo y su único hijo (6), con varios días en estado de coma.

“No podía pararme, mi esposo mal, mis hijos mal lejos de mi. Yo pensaba, como vamos a pagar todo, mi esposo mal, yo mal, me volvía loca”.

Hoy, tengo tres clavos en los pies, pero pronto dejaré esta silla de ruedas.

Me siento muy feliz, porque tengo a mis cuatro hijos conmigo. Mi esposo, está recuperado, su cara está mejor, ya esta trabajando, mis hijas están muy bien y Eduardo, mi hijito, está vivo luego de tanto sufrimiento.

“Gracias: a todos los que fueron a vernos al hospital a mí y a mis hijos, a Alfredo Molina, voluntario de la Cruz Roja quien visitó a diario a mi hijo, a LATINO, porque por ustedes llegó gente a ayudarnos, a darnos comida y donaciones, al pastor de la iglesia y a todos los que oraron por nosotros, muchísimas gracias y que Dios los bendiga a todos”.


Por Rossy Bedoya, Reportera

Avatar
Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com