editor@latinonewspaper.net | 25-Jan-2021 11:33:39 pm

Las lecciones de una democracia recuperada

Escrito el 24 Nov 2020
Comment: Off

Las lecciones de una democracia recuperada


Maribel Hastings y David Torres

Las espontáneas manifestaciones públicas de alegría por la derrota de Donald Trump y el triunfo de la fórmula demócrata Biden-Harris semejaban las de naciones donde es derrocado un dictador, más que una elección de Estados Unidos. Fue una especie de despresurización social tan ansiada como postergada, que su imagen nacional al unísono resultó ser el producto del esfuerzo por rescatar un país secuestrado. En otras palabras, ese júbilo fue la muestra más palpable de una democracia recuperada.

Sin embargo, todavía queda por ver qué ocurrencias tiene Trump en los dos meses y medio que le restan en el cargo, porque hasta el momento, sin que sorprenda a nadie, se ha negado a aceptar la derrota y sigue considerándose “víctima” de un fraude que solo existe en su febril cabeza, en las de sus facilitadores y en las de los 70 millones de estadounidenses que votaron por él.

Unos 75 millones de estadounidenses le dieron su voto a Biden y él debe entender que tiene ante sí una labor titánica, pues se trata de gobernar a una nación dividida con un Congreso hasta ahora también dividido, en tanto se determinan dos segundas vueltas en enero por escaños senatoriales en Georgia.

Unificar, conciliar y convencer a sus conciudadanos de la necesidad de avanzar tendrá que ser, por supuesto, una de las primeras prioridades de Biden al frente de la Casa Blanca.

El presidente electo además lidera un bando demócrata donde también hay diferencias entre los sectores moderados y los más progresistas. Estos últimos fueron responsables de movilizar a mujeres y votantes de minorías a su favor, así que esperan que sus reclamos en materia de justicia social, racial, equidad e inmigración, entre otros, sean atendidos y resueltos. Y aquí será necesario recalcar que la futura agenda presidencial no puede dar ni un paso atrás, sobre todo porque las expectativas han aumentado en una sociedad que, hoy por hoy, ya no se conformará con solo escuchar promesas de campaña para lograr votos, sino que estará atenta a su cumplimiento puntual. Lar urnas, en ese sentido, serán la medida de cualquier éxito, pero también de cualquier fracaso.

El sábado, Biden y Harris no olvidaron referirse al peso del voto de estos sectores para garantizar su triunfo. Biden se refirió al voto afroamericano, sobre todo de las mujeres, en su ascenso. “Siempre velaron por mí y yo velaré por ustedes”, dijo. Y el voto latino también fue determinante: aunque el voto cubano y cubanoamericano favoreciera a Trump en el condado de Miami-Dade.

En fin, Biden no la tiene fácil, pues primero tiene que lidiar con una pandemia que Trump ignoró, pese a los más de 230,000 fallecidos por el virus, a los millones de desempleados, a una economía en jaque y a la siniestra reaparición de una nueva ola supremacista que se niega a aceptar las nuevas realidades de Estados Unidos.
Maribel Hastings y David Torres

Wilfredo Leon
Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com