editor@latinonewspaper.net | 26-Nov-2020 10:51:19 am

LOS QUE SIRVEN Y LOS QUE CONSUMEN SON RESPONSABLES

El consumo del alcohol y la responsabilidad es tanto del que vende el alcohol como de el que lo consume.

A medida que Charleston y el Lowcountry reciben más atención como un destino popular, el número de restaurantes y bares se ha multiplicado, creando más oportunidades a excederse. Hemos visto los resultados trágicos de esto en nuestra comunidad y vimos lo mismo en un caso reciente que llevamos, cuando nuestro cliente fue lesionado por un conductor ebrio después de que el conductor dejó un restaurante intoxicado. El acuerdo en el caso declaró que, además del conductor ebrio, el restaurante que sirvió el conductor también era responsable.
El conductor, que fue declarado muerto en el lugar, tenía un contenido de alcohol en la sangre estimada en 0,24, tres veces el límite legal, en el momento del accidente. Los recibos mostraron que tomo al menos cuatro copas de vino y varias bebidas dobles de ginebra durante un período de cuatro horas. Políticas de restaurantes restaurante nacionalmente adoptadas y leyes establecen que un restaurante no debe servir alcohol a un cliente que parece estar intoxicado o si la cantidad que han consumido indica que probablemente este intoxicado.
El hombre herido iba de camino a su casa cuando vio el coche del conductor borracho que venia hacia él, se salió fuera de la carretera, sobre-corrigió, y luego se chocó de frente. El fue herido de gravedad, incurriendo en casi 400.000 dólares en facturas médicas, y se quedó con discapacidades significativas que ahora lo restringen a un trabajo a tiempo parcial sedentario. Él tenia 41 años en ese momento,casado con un niño, y empleado. También trabajó como jefe de bomberos voluntarios de la comunidad rural, pero ya no es capaz de hacerlo.
Al final, los demostraron que el conductor ebrio era responsabled, pero el restaurante también contribuyó al accidente. Ellos continuaron sirviendo a un cliente que estaba claramente afectado, en el transcurso de varias horas, y luego la dejaron irse a la carretera. Es una lección para todos nosotros que tenemos la responsabilidad de ayudar a evitar una crisis si vemos la posibilidad de que se produzca una. En este caso, el restaurante también tenia la responsabilidad legal de dejar de servir y no lo hizo.
Afortunadamente, después de declaraciones iniciales, un movimiento rápido a la mediación impidió a la víctima un trauma adicional de un largo juicio y dio lugar a una rápida solución para el hombre herido y su esposa. Mientras que esta ayuda a pagar las cuentas, la muerte, las lesiones y todo ese trauma no tenían que suceder. Es una advertencia tanto para los que sirven y para los que están, potencialmente, servidos en exceso. Ambos lados de la mesa deben conocer sus límites y mantenerse dentro de ellos.
Vernon Glenn es Consejero de Clore Law Group de Charleston. SC, y Allman Spry Leggett & Crumpler de Winston Salem, NC. Le pueden contactar a evfg@clorelaw.com
Por Vernon Glenn

Avatar
Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com