editor@latinonewspaper.net | 08-Dec-2021 09:00:34 pm

Mejor que un cuento, léeme un manual

Estudio encuentra que los niños prefieren hechos verídicos a historias de fantasía

Escrito el 05 Nov 2015
Comment: Off
Una de las maneras más simples y efectivas de inculcarles a tus hijos el amor por la lectura es leer con ellos, todos los días. En lugar de sentarlos frente al televisor, o comprarles la última tableta o teléfono celular, dedícales al menos 20 minutos para compartir un libro. En poco tiempo, no sólo habrás inculcado en ellos la semillita de la literatura, sino que habrás compartido momentos que ninguno de los dos olvidará.

Leer es una de las pocas cosas que aún pueden disfrutarse de manera gratuita. Basta con visitar con regularidad la biblioteca de tu barrio y dejar que los niños exploren los temas que más les llaman la atención. Otra opción es, simplemente, comprar el diario y compartir con ellos las últimas noticias.

Un estudio reciente encontró que los niños, más que los adultos, prefieren hechos reales a relatos fantásticos. Jennifer Barnes, de la Universidad de Oklahoma, y Paul Bloom y Emily Bernstein de la Universidad Yale,  encontraron que, más allá de la imaginación frondosa que los caracteriza, los niños prefieren las historias realistas.
La realidad siempre supera la ficción
Para explorar las preferencias literarias de los más pequeños, los investigadores realizaron dos experimentos. En el primero, analizaron la relación entre la facticidad de la historia y la preferencia de los niños. En el segundo, analizaron si a los futuros lectores les atraía más una historia con contenido realista o una de contenido mágico.

En el primer experimento, los investigadores les pidieron a niños de entre 4 y 7 años de edad que elijan entre dos libros, basándose en su contenido. Uno de ellos tenía una historia verdadera, y el otro una historia imaginada. Incluso cambiando los temas de los libros, los investigadores encontraron que los niños preferían las historias con hechos verídicos que las de ficción.

En cuanto al segundo análisis, los investigadores encontraron que los niños sentían más atracción por el realismo que los adultos.
¿La razón?
Según los expertos, al estar descubriendo el mundo, los niños lo encuentran todo novedoso y sorprendente; y las historias realistas les enseñan más que las imaginadas. No es hasta cuando somos adultos, y la realidad se convierte en rutina, que nos empezamos a interesar en mundos fantásticos y de ficción.
Para Ti Mujer

Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com