MEXICO CAMPEÓN DE LA SERIE DEL CARIBE

Derrota a Puerto Rico 7-1

Apoyados en la labor de Jesús Delgadillo y con largos 'bambinazos' de Chris Robertson y Sebastián Valle, los Naranjeros de Hermosillo mexicanos superaron por 7-1 a los Indios de Mayagüez puertorriqueños y se proclamaron campeones de la Serie del Caribe en Isla Margarita.
Esta es la segunda corona en la historia de los Naranjeros en el clásico caribeño, que le brindan a México su octavo título en la llamada pequeña serie mundial latinoamericana. Es la tercera victoria mexicana en los últimos cuatro años, demostrando su dominio dejando atrás los años en las fue apodada la 'cenicienta' del torneo.
Los 'bombarderos del Choyal', que sumaron 14 refuerzos para este certamen, combinaron una gran ofensiva y defensiva, respaldados por el sólido cuerpo de lanzadores que alineó el mánager Matías Carrillo, mentor del título de los 'charros'.
Por su parte los Indios, que consiguieron títulos en 1978 y 1992, quedaron a un paso de cortar la racha boricua de 13 años sin ganar la Serie, que ahora se amplia a 14.
El encuentro estuvo marcado por un gran duelo de pitcheo entre Joel Piñero, por los Indios, y Delgadillo, con los Naranjeros. Piñeiro tuvo una gran actuación en cinco entradas completas sin recibir carreras, en las que toleró tres imparables, despachó a tres contrarios y brindó una base por bolas.
Sin embargo el mánager boricua, Carlos Baerga, decidió sacarlo del encuentro, igualado sin carreras en la parte baja del sexto tramo, y darle paso a un relevo intermedio catastrófico.
El hawaiano Kanekoa Texeira sustituyó a Piñeiro y fue recibido con el jonrón de Roberson. El estadounidense Jon Weber le conectó un sencillo y luego concedió una base por bolas a Zelous Wheeler, obligando a Baerga a sustituirlo por Nelvin Fuentes. El primera base Daryle Ward remolcó la segunda carrera mexicana y luego Valle pegó un 'Grand Slam' que amplió el marcador por 0-6.
En el octavo tramo el campocorto Gil Velázquez impulsó la séptima carrera mexicana. Baerga empleó hasta cinco relevistas, pero ninguno pudo rescatar la buena apertura de Piñeiro.
Caso contrario tuvo Delgadillo, que venía de lanzar siete episodios en blanco en el segundo duelo de Hermosillo en el certamen, y aumentó su balance a 14 ceros consecutivos. Delgadillo trabajó en siete tramos, recibió cuatro imparables y ponchó a cuatro contrarios, para ser relevado por Jason Urquidez y Andrés Ávila, quien toleró la única carrera puertorriqueña y cerró el encuentro.
Valle fue sin duda el jugador más valioso en la ofensiva mexicana, al batear de 4-2, incluido el cuadrangular con bases llenas. El manager Carrillo no se mostró sorprendido por el cúmulo de triunfos logrados por México.
"Ya tiene varios años que se ha conjuntado buen equipo en México, que han querido venir a participar y ya estamos de tú a tú con los equipos de la región que son bien fuertes. Sobre todo que los demás equipos traen muchos jugadores de Grandes Ligas", indicó el estratega. No venimos a divertirnos, no venimos de viaje, vienen los muchachos a jugar y ya lo demostraron. No nada más este año, sino otros años también", acotó.

Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com