editor@latinonewspaper.net | 27-Nov-2020 11:31:00 am

MUCHO RUIDO, PERO …!

Hace años viví en Phoenix, Arizona donde aprendí a apreciar el desierto. Si, temperaturas de 114 grados Farenheit, en un clima seco. Solía decir, ahora se como se siente un pavo cuando está en el horno.
Uno aprende a respetar y apreciar ese medio ambiente que es la fuerza de la naturaleza. Me acuerdo una de mis primeras noches en ese gran desierto en el que se desparrama la gran ciudad que es Phoenix. Regresaba de mi oficina ya casi de noche y había pronóstico de tormenta.
Con mi experiencia del Caribe repasaba la lista de tareas que tenía que realizar en mi casa para enfrentar la tormenta.
Llego a mi casa a pocas millas en las afueras de la ciudad y comienzo a preparar la casa, ventanas aseguradas y cerradas, las canoas del techo limpias, nada suelto en el patio, el perro en el garage, linternas, pilas, fósforos, y velas, leche, pan, cereal, carnes enlatadas, en fin, preparado para la tormenta.
Nos sentamos a cenar, luego recoger la cocina y sentarnos en la sala a compartir y esperar el desarrollo de la tormenta. Los boletines interrumpen los programas para informar sobre el paso y desarrrollo de la tormenta, dan las 11 de la noche y ya la tormenta pasó.
Yo me decía pero que pasó con la tormenta? Lo que para Phoenix era una tormenta para mi fue una llovizna! Las experiencias vividas muchas veces dan forma a
nuestros pensamientos y acciones. Habiendo vivido en el Caribe y pasado la experincia de muchas tormentas, reaccioné y me preparé conforme a mi experiencia.
Desde entonces y con esa otra experiencia, ya no asumo que las tormentas son iguales en todas partes del mundo.
Algo asi sentí anoche cuando llegué a mi casa esperando los resultados de las primarias en varios estados, especialmente las primarias del Partido Republicano.
Luego de meses de oir los presagios de “tormenta” entre los republicanos y cómo esos ruidos podían impactar la política nacional, tenía que confirmar si era otra tormenta como las de Arizona, una llovizna o una tormenta como las del Caribe, que arrasan y destruyen.
La tormenta del conocido Tea Party, resultó ser una tormenta de Arizona, una llovizna. Los candidatos impulsados por el movimiento ultra conservador no recibieron el respaldo y sus candidatos no pasaron!
Esto son buenas nuevas para la nación. Para mi significa que la mayoría, aun dentro del Partido Republicano, repudia la demagogia y posición radical del movimiento Tea Party.
Para mi significa que las ideas impulsadas por estos radicales fueron rechazadas anoche en las primarias republicanas y la mas importante la de Arizona, donde prevalece John McCain sobre el candidato del Tea Party.

Wilfredo Leon
Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com