editor@latinonewspaper.net | 14-Jun-2021 09:38:35 pm

NIÑO MAL EDUCADO, REBELDE O HIPERACTIVO?

APRENDA A DIFERENCIAR

Escrito el 12 Sep 2008
Comment: Off
Greenville, SC.- “El domingo, mi hermanito de 8 años estaba jugando cuando al verme entrar en casa, se tiró hacia mi y sin querer en el vuelo pateo el TV, que cayó al piso, haciendose mil pedazos” cuenta Julio de 15 años

Al llegar mi padre, mi mamá le dijo: “Has visto la tele, está toda quebrada, otra gracia de tu hijo”.

El hombre sacó el cinturón y le dió.

“Mi hermanito siempre hace travesuras, nunca se está quieto y no hace caso a lo que le dicen”.

La mamá de una compañera, psicóloga, me pidió conocer a mis padres y gracias a ella, se supo que pasaba con mi hermanito, dijo.

El niño fue diagnosticado como hiperactivo con déficit de atención.

El trastorno de hiperactividad con déficit de atención es un desorden muy serio que sufren muchos niños y angustia a los padres.

A veces se les confunde con un niño mal educado o rebelde. No son niños malos y sí muy inteligentes, con problema de conducta de origen neurológico. Es más frecuente en niños y requiere tratamiento psicológico.

Un niño con este trastorno no aguanta más de 5 minutos viendo una película, juega con una cosa y

enseguida se cansa, empieza a hacer algo y lo deja a la mitad, se distrae con facilidad, mueve las manos y los pies todo el tiempo mostrando inquietud.

Son impulsivos, tienen dificultad para controlar su conducta, para seguir las indicaciones que se les da y parece que no escucharan cuando les hablan.

No tiene constancia y sumado a la falta de concentración, su aprendizaje es desordenado, descuida sus trabajos y no acaba las tareas. Tiene dificultad en estructurar la información que recibe.

Los hiperactivos sufren mucho, a menudo pasan rechazos, pierden amistades y reciben frustraciones diarias, incluso correctivos injustos de parte de sus propios progenitores.

Los padres deben contribuir a crear un ambiente familiar estable, dando normas (no necesariamente estrictas) y entendidas por las dos partes.

Nunca reprender al niño pegándole, tratarlo de anormal o gritarle. Eso crea más confusión y no soluciona nada.

En www.psicopedagogia.com , puedes encontrar amplia información sobre el niño con hiperactividad, así como libros recomendados, redes de ayuda y otros recursos.

Si ves estas características en tu niño, ayúdalo y consulta a un psicólogo.

Por:Rossy Bedoya - Reportera

Avatar
Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com