editor@latinonewspaper.net | 30-Nov-2020 03:42:03 am

OBAMA PROPONE NUEVA POLÍTICA DE EDUCACIÓN PÚBLICA

WASHINGTON, D.C.— Aumentar la cantidad de diplomados universitarios y reducir el de estudiantes que abandonan la secundaria sin graduarse son dos de los objetivos del plan educativo que ayer presentó el presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

El mandatario se dirigió por primera vez a un público latino al pronunciar un discurso sobre educación ante la Cámara de Comercio Hispana de EEUU.

Ni la audiencia ni el asunto se eligieron por casualidad. El Presidente desarrolla un esfuerzo activo por acercarse a esta comunidad.

Al mismo tiempo, la educación es un asunto de interés crucial para los latinos, cuyos estudiantes, según las estadísticas, figuran sistemáticamente por detrás de sus compañeros en la escuela.

Tan sólo el 49% de los niños latinos acude a centros de enseñanza preescolar, frente al 60% de los pequeños no hispanos.

Cuando llegan a octavo grado, tan sólo el 16% de los alumnos hispanos cuenta con un nivel suficiente de lectura, frente al 39% de los estudiantes blancos no hispanos.

El 22% de los estudiantes hispanos no llega a concluir la secundaria. El 47% de los jóvenes hispanos no cursa estudios universitarios y apenas el 5% realiza estudios de posgrado, según datos del Centro Hispano Pew.

El presidente, recibido ayer con gritos de "¡Sí se puede!", la versión en español de su lema electoral "¡Yes, we can!", aseguró que cifras como éstas son insostenibles si Estados Unidos quiere mantener su liderazgo económico.

La iniciativa de Obama busca una mejora de todo el sistema, desde la educación preescolar a la universitaria,

si bien, al menos por el momento, no prevé la aprobación de normas educativas nuevas y mantiene la ley Que Ningún Niño Quede Rezagado, aprobada por su predecesor, George W. Bush.

Así, el presidente busca aumentar el número de plazas de preescolar. En primaria y secundaria, propone un endurecimiento del estándar de enseñanza y la posible ampliación de los horarios y los cursos lectivos.

Una de sus propuestas más polémicas, a la que se oponen los sindicatos de docentes, es la de conceder incentivos a los maestros que consigan mejores resultados de sus alumnos.

Los sindicatos alegan que ello fomentará la rivalidad entre los maestros en lugar del trabajo en equipo. De hecho, el gobierno de Obama apoya las llamadas escuelas chárter, primarias o secundarias que reciben fondos públicos, pero que están libres de algunas de las reglas que se aplican a otras escuelas públicas a cambio de producir ciertos resultados, establecidos en un estatuto particular para cada escuela.

Los educadores se oponen a este tipo de escuelas porque reciben dinero de los contribuyentes que, de otro modo, iría a las escuelas públicas tradicionales. Los sistemas basados en la paga por mérito para los maestros son rechazados de plano por los sindicatos de maestros, una fuerza poderosa en el Partido Demócrata al que pertenece Obama.

"Demasiados simpatizantes de mi partido se han resistido a la idea de premiar la excelencia en la enseñanza con paga extraordinaria, pese a que sabemos que puede representar una diferencia en el aula", declaró Obama al pronunciar su primer discurso

Avatar
Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com