editor@latinonewspaper.net | 18-Jun-2021 10:10:18 pm

PADRE SE CONVIRTIÓ EN VERDUGO DE SU HIJO

NO HUMILLE A SUS HIJOS DÉLE AMOR Y RESPETO

Escrito el 16 Ago 2007
Comment: Off
Greenville, SC.- “En todo Greenville, se habla del tema. Un padre que mató a su niño de 4 años, porque lo sacó de quicio” comentaba Luisa Bravo, en una tienda hispana en Taylors.

La semana pasada, un acontecimiento estremeció a la población. Christopher Lamar Wilson, un residente afro-americano que vive cerca al downtown de Greenville, denunció la pérdida de uno de sus hijos.

El martes, la policía de Greenville, se puso en acción para buscarlo.

El jueves 9, la policía confirmó que el cuerpecito de Javeion Mayes fue encontrado entre unos arbustos, cerca de su casa. Su hermanito gemelo, dijo que el padre lo había golpeado.

El castigo físico que sufren los niños por sus padres, es una realidad.

“Estaba en la entrada de WalMart de Berea, cuando mi vecina, llevaba a Juanito (5) muy molesta, lo metió a su Van y le dio duro” dijo Lita Loso (15).

Luego pasó con él como si no hubiera hecho algo malo, dijo.

¿Pueden los padres llegar a ser verdugos de sus propios hijos?

Cuando un padre solo pega y no quiere analizar, dialogar, pensar antes de atacar, cuando solo quiere imponer sin escuchar, insultar o lastimar a su hijo, se convierte en verdugo.

“A mi amiga le pegaron porque se estaba planchando el pelo y dejó la plancha encima de la cama. Su hermanito de dos años, agarró el aparato y se quemó un poco los dedos” cuenta Keyla Chávez de 13 años.

Su mamá se enojó, le pegó muy duro, la insultó, le dijo que no servía para nada y la votó de la casa. Ella se fue a casa de sus primos. Luego contó que sus padres la trajeron, dice que es porque no hay quien vea al bebe.

El amor a los hijos y el respeto deben primar. Paciencia. Un niño no puede aprender a amar, a confiar en alguien que lo golpea, dice Sonia Hernández, socióloga.

Los papás dicen que para corregir a sus hijos, les dan una nalgada o un correazo, una cachetada o un manazo. Yo les digo, UD. llámelo como quiera, pero eso tiene un nombre: está golpeando a su hijo y al hacerlo UD. está abusando de él.

En EEUU, los padres que golpean a sus hijos, son sancionados, pues como seres humanos, los niños tienen derechos. Toda persona merece ser tratada con dignidad y respeto.

Antes los padres criaban así, pero no es lo correcto. Rompa ese círculo vicioso. El daño es grande, luego ellos van a la escuela y quieren solucionar todo peleando; así nacen las pandillas.

Si su niño se porta mal, háblele, explíquele, si persiste, quítele un juguete, propinas, salidas, pero no le pegue. Si se porta bien, prémielo.

Cada vez que deje de pegar a sus hijos, estará contribuyendo a un proceso positivo de sanación que UD y su hijo merecen. Utilice sus manos sí, pero para dar amor.



Por Rossy Bedoya, Reportera

Avatar
Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com