REAL MADRID SE IMPUSO CON CLARIDAD EN EL CLÁSICO

Con Cristiano Ronaldo, Pepe y Benzema, el Real se hizo con la victoria del 229 clásico español.

Real Madrid venció por 3-1 al Barcelona en encuentro correspondiente a la novena jornada de Liga que se disputó en el Santiago Bernabéu. Neymar adelantó temprano al cuadro catalán pero el Madrid reaccionó y por conducto de Cristiano Ronaldo, Pepe y Benzema, se hizo con la victoria del 229 clásico español.
Llegó el día en que Messi, Neymar y Luis Suárez pudieron jugar juntos. Pero no fue la constelación del ataque culé la que brilló esta tarde sino la máquina de Carlo Ancelotti, aunque Barcelona amenazó con tomar por asalto el Bernabéu al sorprender con un gol tempranero.
Luis Enrique había anunciado que el uruguayo tendría su esperado debut con el Barcelona esta tarde y no tardó en hacerse notar. De sus botas nació el pase con que Neymar abrió el marcador a los tres minutos de juego.
El cuadro local tomó nota y no lo volvió a permitir. Tres veces estuvieron cerca de recortar distancias poco después; Marcelo se había convertido en una pesadilla para Dani Alves y constantemente buscaba a Benzema y a James en el área. Así, el francés estrelló el balón dos veces en el travesaño antes de que el Barcelona, que se había visto sorprendido por la reacción, redoblara esfuerzos.
Los tres hombres de adelante buscaban incansablemente un espacio; por la banda, Mathieu intentaba burlar a Carvajal en vano. El español no le permitió un solo centro en toda la primera mitad. Aún así, Lio Messi pudo duplicar la ventaja con un disparo que Casillas atajó oportunamente dejando claro que esta no sería la noche del argentino.
El choque de fuerzas sin un dominador claro continuó hasta el minuto 34 en que Marcelo, el que más daño hacía al Barcelona por su banda, intentó central al área. Piqué, en un intento por evitarlo acabó en el suelo y frenando el balón con la mano.
Gil Manzano decretó la pena máxima para que Cristiano Ronaldo pusiera las tablas desde el punto penal poniendo punto final a la racha de imbatibilidad de Claudio Bravo que se quedó en 754 minutos.
Su gol, el numero 16 en la Liga, volvía a poner distancias con respecto al '11' culé en la tabla de goleo mientras devolvía la tranquilidad a las gradas.
Con todo por definirse arrancó la segunda mitad y esta vez fue el Madrid el que sorprendió temprano.
De un cabezazo, Pepe puso el segundo de los blancos en el marcador en un tiro de esquina mal defendido por el Barcelona.
El golpe fue mortal para el conjunto azulgrana. Luis Enrique movió sus fichas y mandó a Rakitic al campo sustituyendo a Xavi Hernández, pero la media del Barcelona tardó en ganar consistencia permitiendo que el Madrid, en un contragolpe marcara el tercero. James había filtrado un balón al área para que Benzema, quien ganó la espalda a Andrés Iniesta, fusilara a Claudio Bravo.
A Barcelona no le salía nada bien. Luis Suárez dejó su lugar a Pedro poco antes de que Andrés Iniesta, lesionado, tuviera que abandonar el campo para dejar su lugar a Sergi Roberto con más de 15 minutos por jugarse. A ese punto, en el Bernabéu ya se esuchaban los "¡olé!" a cada toque del cuadro local.
Con la tarea hecha, Ancelotti permitió que Isco saliera acompañado de una estruendosa ovación para dejar su lugar a Illarramendi. También Benzema y Modric vieron sus servicios agradecidos cuando salieron de cambio por Khedira y Arbeloa.
Había que cuidar el resultado. Evitar que Messi igualara el récord que pertenece a Telmo Zarra de 251 goles anotados en Liga.
El argentino todavía tuvo una oportunidad más en la última jugada del partido en un cobro, pero mandó el balón demasiado alto. No le permitió nada más el Madrid. No esta noche y no en su casa.

Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com