REFORMA DE SALUD DIVIDE AL TRIBUNAL SUPREMO

La pregunta principal es si el gobierno puede obligar a sus ciudadanos a comprar un seguro de salud.

WASHINGTON.- Se percive que el Tribunal Supremo de Estados Unidos está dividido acerca de la constitucionalidad de la reforma de salud promulgada por el Presidente Barack Obama. Lapercepción es debido a que durante el segundo día de debates, el Juez Supremo Anthony Kennedy, se mostró escéptico sobre el futuro de la ley.
Los nueve jueces de la Corte Suprema deben decidir si la ley llamada ‘mandato individual’ que obliga a comprar un seguro de salud antes de 2014 o afrontar sanciones económicas, es constitucional.
La Corte examina una demanda contra esta medida, presentada por 26 estados, todos republicanos, así como un grupo de pequeños empresarios y cuatro particulares.
Los abogados de la demanda alegan que, ‘La ley amplía la autoridad federal e impone nuevas obligaciones a todo el mundo; desde los estados hasta las compañías aseguradoras; desde empleadores privados hasta los individuos’.
En tanto, representantes del gobierno argumentan que esta disposición para una cobertura mínima, entra perfectamente dentro de los poderes del Congreso para regular el comercio interestatal.
Sin embargo, el juez Kennedy se mostró escéptico en varias ocasiones y advirtió que se tendrá que argumentar muy bien su justificación para defender la constitucionalidad de la ley. Kennedy señaló que este caso era diferente a otros que suponen regulación de comercio interestatal.
“Con esta reforma, el gobierno dice que el individuo tiene una obligación y debe actuar”, afirmó Kennedy ante los demandantes que ven en esta medida una violación de sus libertades individuales.
A excepción del presidente del tribunal que parecía más ambivalente, los jueves conservadores de la Corte parecieron apoyar la opinión de que el Estado está forzando al comercio al pedir que todos los individuos tengan un seguro de salud.
La discusión se produjo durante el segundo día de audiencias en uno de los casos más relevantes de los últimos años y será hasta finales de junio que se de a conocer la decisión de la Corte Suprema.
Mientras se llevaba a cabo la sesión, afuera cientos de personas continuaban manifestándose a favor y en contra de la iniciativa.
La ley tiene como objetivo que 32 millones de estadounidenses sin seguro de salud, empiecen a tener uno y así cubrir un desbalance presupuestario de $43 mil millones, generado por las personas que no cuentan con cobertura médica.

Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com