editor@latinonewspaper.net | 28-Nov-2021 01:37:30 am

REFORMA MIGRATORIA ¿Y AHORA QUE?

Temen que anuncios queden en promesas

MIAMI - La reunión del jueves 25 de junio entre el presidente Barack Obama y un grupo de legisladores demócratas y republicanos -que marcó el comienzo del posible debate de la reforma migratoria- despertó interés en diversos sectores nacionales, principalmente aquellos que respaldan la legalización de millones de indocumentados. Pero también nerviosismo e inquietud porque, aseguran, la batalla todavía no ha comenzado y es probable que se extienda hasta el otoño de 2010.

"Nosotros sabemos muy bien que necesitamos que el debate comience este año", dijo a Univision.com Angélica Salas, directora ejecutiva de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes (CHIRLA). "El proceso será largo y, si nos va bien, se extenderá hasta más allá de la primavera del año próximo".

Al igual que otras organizaciones nacionales, CHIRLA celebró el encuentro, avaló los resultados preliminares y los anuncios inmediatos hechos por los actores del encuentro, pero advirtió que el debate debe comenzar no más allá del comienzo del otoño.

"Tiene que arrancar este año. Tanto la Casa Blanca como el Congreso no nos han dado fechas, pero si se

atrasa el inicio, entonces este proceso se alargará", apuntó Salas.

Y en el caso que se atrase, la dirigente enfatizó que se topará con la elección de medio tiempo y podría frenarse, una posibilidad que afectará por igual, dijo, "tanto a demócratas como a republicanos".

Para Juanita Valdez Cox, de la Unión de Trabajadores Campesinos en San Juan, Texas, el encuentro del 25 de junio reavivó la ilusión en millones de inmigrantes en Estados Unidos.

"Hay muchas esperanzas en la comunidad, no sólo por el presidente (Obama), sino por el esfuerzo que muchas organizaciones y sindicatos y trabajadores están poniendo en el tema. Por eso tenemos tantas esperanzas", agregó.

Explicó que a diferencia de los procesos de debate ventilados en años anteriores, "esta vez todos están convencidos de que el problema existe, nadie lo puede cubrir y todos reconocen que debe buscarse una solución humana a la existencia de 12 millones de indocumentados".

"El presidente debería considerar el tema de la reforma migratoria como una crisis, al igual que lo hizo con la reforma de salud y la economía. Sólo así avanzaríamos más rápido", subrayó.

Acerca del Autor

Leave a Reply

*

Newsletter Powered By : XYZScripts.com