editor@latinonewspaper.net | 01-Dec-2020 06:37:40 am

REPUBLICANO GANA VOTO EN MASSACHUSETTS

Scott Brown gana escaño de Kennedy en el Senado; reforma de salud y de inmigración en peligro

BOSTON, Massachusetts.— En una sorpresa histórica en el bastión liberal de Massachusetts, el republicano Scott Brown aprovechó el disgusto de los votantes para derrotar a la demócrata Martha Coakley, con lo que se apoderó de un escaño en el Senado federal y dejó en peligro la reforma de salud impulsada por el presidente Barack Obama.

El triunfo de Brown marcó un final amargo para el primer año de Obama en la Presidencia.

La derrota de Coakley, quien llegó a ser la amplia favorita, da a los republicanos el escaño que el fallecido senador Edward M. Kennedy ocupó durante casi medio siglo, y anticipa graves problemas políticos para el partido gobernante hacia finales de este año, cuando se realizan elecciones nacionales para renovar asientos en la Cámara de Representantes, el Senado y varios gobiernos estatales.

Pero a corto plazo, la derrota implica aún más problemas.

Brown se convertirá en el republicano 41 en el Senado, de 100 miembros, lo que permitiría al partido opositor bloquear la legislación de salud de Obama y el resto de su agenda.

Los demócratas necesitaban a Coakley para conservar el voto 60 en la Cámara Alta, lo que permitía impedir las tácticas dilatorias de los republicanos.

Tras el conteo del 97% de los distritos, Brown tenía el 52% de los sufragios, contra 47% de Coakley.

Los comicios se realizaron en un marco de descontento y resentimiento de los votantes por el persistente desempleo, el rescate a las grandes empresas, los crecientes déficit presupuestarios federales y las disputas partidistas alrededor de la reforma de salud.

Brown, de quien un triunfo se consideró algo imposible durante semanas, aprovechó ese descontento

para rebasar a Coakley en la recta final de la campaña. Las encuestas mostraron que su candidatura devolvió el entusiasmo perdido a los republicanos, atrajo a los demócratas decepcionados y a los independientes descontentos con el rumbo que tomaba el país.

Aunque no figuró en las papeletas, Obama sí estuvo en la mente de muchos votantes.

"Yo voté por Obama porque quería un cambio... Pensé que él nos daría ese cambio, pero simplemente no me gusta la dirección que ha tomado", dijo John Triolo, de 38 años, independiente que votó en Fitchburgh.

Triolo agregó que sus frustraciones, incluido lo que consideró un paso demasiado precipitado en la reforma de salud, lo llevaron a votar por Brown.

Pero Robert Hickman, de 55 años y residente en New Bedford, comentó que votó por Coakley "para estar en la misma sintonía que el Presidente".

Incluso antes de que se anunciaran los primeros resultados, algunos funcionarios del gobierno acusaron en privado a Coakley de realizar una pobre campaña y de desestimar el hecho de que Obama o un panorama de mucha confrontación política podían incidir en el resultado.

Por su parte, los simpatizantes de Coakley señalaron que la derrota obedeció precisamente a esa atmósfera. Recordaron que su ventaja cayó significativamente después de que el Senado aprobó la reforma de salud poco antes de la Nochebuena, y luego de un intento de un nigeriano por detonar una bomba dentro de un avión comercial en Navidad.

Mientras los votos eran depositados aún, el vocero de la Casa Blanca, Robert Gibbs, declaró que el Presidente "estaba sorprendido y frustrado... no complacido", por la forma en que estos comicios se habían vuelto tan competidos en las últimas semanas.

Avatar
Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com