editor@latinonewspaper.net | 22-Mar-2019 07:05:29 am

SALIR EN EL FRÍO MEJORA LA MEMORIA Y LA ATENCIÓN

Una investigación de la Facultad de psicología de la Universidad de Michigan revela los beneficios cognitivos de la interacción con la naturaleza y comprobó que caminar en un parque, no importa si hace calor o hace frío, o incluso ver fotografías de la naturaleza puede ayudar a mejorar la memoria y la atención.

Marc Berman, John Jonides, y Stephen Kaplan, investigadores de la UM, descubrieron que la memoria y la atención mejoran en un 20 por ciento después de una hora de interacción con la naturaleza, simplemente dando un paseo en un parque.

Los investigadores piensan que los resultados pueden tener repercusiones más amplias y ayudar a personas que padecen de fatiga mental. También se ha demostrado que interactuar con la naturaleza disminuye el tiempo de recuperación de pacientes de cáncer, y mejora la memoria y también la atención.

"Interactuar con la naturaleza puede tener efectos similares a la meditación,'' dijo Berman. "Encontramos los mismos beneficios cuando habían 80 grados y era un día soleado de verano, que en días de enero, con una temperatura de 25 grados.

La única diferencia fue que los participantes disfrutaron más las caminatas de primavera y verano que en los días fríos de invierno.

Las distracciones y el bullicio de las calles de la ciudad con personas

cruzando las calles estimula a la gente, pero parece que consume atención y memoria, mientras que la naturaleza tiene un efecto calmante y regenerativo en las personas.

Berman ha trabajado en estrecha colaboración con Stephen Kaplan, investigador de psicología de la UM, que desarrolló la teoría de que si las personas interactúan con la naturaleza, les permite el descanso y les ayuda en sus procesos cognitivos.

Berman decidió poner a prueba su teoría enviando a los participantes del estudio a caminatas alrededor de Ann Arbor, la ciudad universitaria. Los participantes caminaron sobre rutas urbanas y también en el Jardín Botánico Matthaei y el parque Arboretum Nichols.

Cuando los participantes caminaron en el Parque Arboretum mejoraron su memoria de corto plazo en un 20 por ciento, pero no mostraron mejoras cuando caminaron por la avenida Huron, que es un escenario urbano.

Los investigadores también probaron la teoría mostrando imágenes urbanas y de naturaleza y nuevamente los resultados fueron los mismos: cuando se mira fotografías de la naturaleza, la memoria y la atención mejoran en un 20 por ciento, pero no al mirar imágenes de las zonas urbanas.

Para obtener más información sobre Berman, visite:

http://www.lsa.umich.edu/psych/people/directory/profiles/?id=bermanm

Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com