editor@latinonewspaper.net | 18-May-2021 07:17:43 pm

SELMA, LÁGRIMAS Y SANGRE.

“Es el turno para una nueva generación.

Escrito el 13 Mar 2015
Comment: Off
En marzo de 1965 en el puente Edmund Pettus en Selma, Alabama, activistas de los derechos civiles, dirigidos por el Rev. Dr. Martin Luther King, Jr. se tomaron a las calles en una protesta pacífica por el derecho al voto para los afro-americanos.
Esta jornada, pasó a la historia como Domingo Sangriento (Bloody Sunday), por la represión de policías que atacaron con batones, perros y a caballo contra el grupo y les impidió cruzar el puente en su marcha hacia la capital del estado en Montgomery.
Muchos fueron golpeados, heridos y muertos. Pero los activistas no marcharon en vano. La televisión trajo este conflicto entre violencia y protesta moral pacífica, a través del mundo.
Al tercer intento de cruzar el puente en Selma, el 21 de marzo, la marcha llegó al capitolio de Alabama para exigir el derecho al voto. Cinco meses después el presidente Lyndon B. Johnson firmó la ley que reconocía el derecho al voto de las minorías.
La ley del derecho al voto de 1965 prohíbe la discriminación basada en la raza, y requiere que ciertas jurisdicciones proporcionen ayuda bilingüe a los votantes de minorías que no hablan inglés fluidamente.
La ley también le otorga al Departamento de Justicia la autoridad para designar observadores federales y examinadores para monitorear las elecciones y asegurarse de que obedecen la ley. En 1975, la ley del derecho al voto fue enmendada para incluir el derecho al voto de grupos que no hablan inglés fluidamente. La segunda enmienda de 1982 permite que la gente ciega, incapacitada, o analfabeta sea asistida en la votación por una persona de su preferencia.
Pero esta marcha que causó la muerte de muchos afroamericanos y simpatizantes de su lucha, también ha beneficiado a los hispanos. La lucha de los afroamericanos abrió la brecha para que todos podamos pasar.
Los latinos somos una creciente parte de esta sociedad, constituimos el 60 por ciento del crecimiento de la población en la nación entre 2005 y 2050.
El acceso a las escuelas públicas y universidades son parte del beneficio que disfrutamos como resultado de la lucha de los afroamericanos.
Ssegún el censo unos 213,965 hispanos sirven en las Fuerzas Armadas de EE.UU. Se estima que el 5.3 por ciento de los veteranos son hispanos, lo que significa que más de 1.1 millones de veteranos hispanos han servido en el Departamento de Defensa. Hay muchos hispanos que sirven en puestos dentro del gobierno a todos sus niveles.
Como decía una joven "mis oportunidades son el fruto del sudor, la sangre y las lágrimas" de mucha gente- "el voto no es suficiente" y "el trabajo no está terminado". Es el turno de una nueva generación.
Por Flor María Puyo y Wilfredo Leín.

Avatar
Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com