Senado de California desafía a Trump y aprueba una iniciativa para un “estado santuario”

Escrito el 05 Abr 2017
Comment: Off
En un desafío a las políticas de inmigración del presidente Donald Trump, el Senado de California aprobó un proyecto de ley para limitar la cooperación policial estatal y local con las autoridades federales de inmigración.

La Ley 54 del Senado, que oficialmente se ha llamado el proyecto de ley de "estado santuario", le prohíbe a las fuerzas policiales estatales y locales usar sus recursos, incluyendo dinero, instalaciones, bienes, equipo o personal, para ayudar con la aplicación de leyes de inmigración.

Estaría prohibido preguntar sobre el estatus migratorio de las personas, darle acceso a las autoridades federales de inmigración a entrevistar a una persona bajo custodia o ayudarles en la aplicación de la ley de inmigración.

El proyecto de ley fue aprobado por el Senado por 27 votos a favor y 12 en contra.

El SB 54 se dirige a la Asamblea del Estado de California, donde los demócratas tienen una supermayoría. Si es aprobada por esa cámara, el proyecto de ley irá al gobernador demócrata Jerry Brown.

Su autor, el presidente del Senado, Kevin de León, elogió el hecho de que el SB 54 hubiera sido aprobada como "un rechazo al retrato falso y cínico del presidente Trump de los residentes indocumentados como una comunidad sin ley".

Lo que dice el proyecto de ley

El SB 54 impide que la Policía detenga a una persona por una solicitud de retención de las autoridades de inmigración o que proporcione información sobre la fecha de liberación de una persona a menos que esté disponible públicamente.

"Nuestros preciados recursos locales de aplicación de la ley serán malgastados si la Policía es retirada de sus funciones para arrestar a personas como empleadas del servicio, asistentes, jornaleros, madres y padres que cumplen con la ley en todo lo restante", dijo de León en un comunicado.

El proyecto de ley contiene algunas excepciones que permiten a las agencias locales transferir a las personas a las autoridades federales de inmigración, si hay una orden judicial o si la persona ha sido previamente condenada por un delito violento.

También requiere notificar al Servicio de Control de Inmigración y Aduanas de liberaciones programadas de personas que han sido condenadas por delitos violentos.

"Nadie quiere que los criminales peligrosos o violentos vaguen por nuestras calles", dijo León.

Oposición al proyecto de ley

Pero los críticos dicen que el proyecto de ley tiene defectos críticos.

El senador estatal Jeff Stone, un republicano que representa al suroeste del condado Riverside, reconoció que muchos trabajadores indocumentados no cometen crímenes y juegan un papel vital en California. Pero añadió que no es el camino que toma la SB 54.

"Estamos prohibiendo las comunicaciones locales y estatales sin restricciones con las autoridades federales que permiten que muchos criminales peligrosos y violentos salgan de nuestras comunidades", dijo Stone.

Dijo que las últimas enmiendas al proyecto de ley no cubren otros crímenes graves como la trata de personas, el abuso infantil y el asalto con armas mortales.

"¿Cuántas más Kate Steinles necesitamos?", preguntó.

La muerte a tiros de Kate Steinle, en 2015, provocó un debate nacional sobre las llamadas ciudades de santuario y se convirtió en una arenga de Trump en la campaña electoral.

Un inmigrante indocumentado y delincuente recurrente de México, quien había sido deportado cinco veces está acusado de dispararle a Steinle mientras caminaba en un muelle de San Francisco. Su familia presentó una demanda por su muerte contra San Francisco y contra su exalguacil por la política de "ciudad santuario", que fue desestimada a principios de este año.
CNN Español

Wilfredo Leon
Acerca del Autor