editor@latinonewspaper.net | 21-Jun-2021 02:11:26 pm

SER ILEGAL: LA CONDENA INJUSTA A LOS POBRES EN ESTE SIGLO

CARCELES ESTAN LLENAS DE INOCENTES

Escrito el 07 Nov 2008
Comment: Off
Greenville, SC.-“Esta situación es muy difícil e injusta” dice Magdalena, una madre de Guatemala, que vivió la redada del 7 de octubre.

Este 14 de noviembre tengo que ir a corte en Greer y tengo mucho miedo. Mi esposo está detenido en Georgia, yo tengo esto en la pierna (monitoreo electrónico) que me hace sentir como un animal, afirma con voz desesperada.

La razón del sufrimiento de sus hijos, no es solo por tener al padre en la cárcel al cometer el “terrible delito” de ser ilegal, o por el grillete en la pierna de la madre, como delincuente. Es, sobretodo por la decisión de sus padres, lo que arranca lágrimas y siembra angustia en los rostros de estos niños.

“Me duele mucho pero mis hijos se queden, aunque a mi me deporten”.

Una familia más que se rompe, en este, un país de inmigrantes, que persigue a otra comunidad de inmigrantes, sin considerar su contribución, su labor productiva y sin darles una solución justa a su situación.

La decisión de dejar a sus hijos, si a los padres los deportan, se ha hecho común en las familias que sufrieron la redada en la Pollera, algo que llena de tristeza a la comunidad hispana.

Arcebia Parra, natural de Colombia:

Cada vez que suceden estas redadas, me imagino el cuadro de dolor en las familias y una se llena de angustia por todo lo que esto ocasiona.

Nos acongoja ver como está nuestra comunidad hispana, tan desprotegida; eso nos llena de desconsuelo.

El trabajador hispano, es eje de cómo se mueve este país, sobre todo en el aspecto agrícola y en mano de obra. El trabajo del hispano es supremamente bueno. Y lo más triste es que no podemos hacer nada si no orar para vivir en paz, que se acabe el temor, la angustia en las personas, dice.

“Mi hija, es lo que más quiero en la vida. Para ella yo soy su mundo y ella el mío pero se que luego de ir a corte, me van a deportar” dijo Leticia, otra madre con grillete.

Su niña de 7 años, no conoce México. “Nuestra situación allá es totalmente distinta. Hay pobreza, las escuelas están lejos, acá su escuela es preciosa y tiene un mejor futuro. Se me derrumbó el mundo, me mataron en vida, pero no quiero perjudicarla.

Casos como Magdalena y Leticia, hacen reflexionar, con que sentimientos crecerán estos niños, ciudadanos americanos que vieron destruir a sus familias, por estas leyes tan duras.

Por Rossy Bedoya- Reportera

Avatar
Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com