editor@latinonewspaper.net | 01-Dec-2020 09:58:30 am

SIN OPCIONES RESIDENTES CON DELITOS

Para los residentes permanents con delitos antiguos que creyeron haber pagado al cumplir su condena carcelaria, no hay una segunda oportunidad. Sobre todo si se topan con las autoridades de inmigración.

Eso fue lo que pensó Robert, de 38 años, el día que salía de su trabajo en una planta manufacturera de autos, donde supervisa un equipo de unas 20 personas, gana más de 100,000 dólares y tiene su 401K y sus ahorros en IRAs para retirarse, como todo estadounidense exitoso.

Ese día, Robert fue arrestado por las autoridades de inmigración, luego de esperar infructuosamente respuesta sobre el porqué no le resolvían su petición para renovar su tarjeta de residente. Lo que él no sabía es que actualmente las autoridades de inmigración revisan los antecedentes de

todos los residentes permanentes que se acercan a ellos por cualquier trámite: si encuentran un viejo delito, aunque sea de 20 o más años atrás, los buscan para deportarlos. Pero otros, como Robert, pagaron hace años, salieron de la cárcel y rehicieron sus vidas.

El gobernador Paterson dijo que algunas leyes de inmigración son "demasiado inflexibles". En efecto, las leyes no permiten demasiada discreción a los jueces de inmigración. A partir de la reforma legal de 1996, muchos delitos que antes eran considerados menores y de mediana gravedad pasaron a convertirse en "felonías graves" para casos de inmigración y hacían deportable a cualquier extranjero, incluso con residencia permanente de años en el país. Esto no afecta a los ciudadanos, que están protegidos

Avatar
Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com