SOBREVIVE UN SALVADOREÑO

El presidente Funes lo menciona al recibir cadáveres de la matanza

SAN SALVADOR, El Salvador (EFE).— El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, dijo ayer que hay un tercer superviviente, de nacionalidad salvadoreña, de la masacre de 72 inmigrantes latinoamericanos en México, y que al parecer se encuentra en EEUU.
"Sabemos de un ecuatoriano, luego supimos de un hondureño, y sabemos también que un salvadoreño, que se encuentra ya en Estados Unidos, que afortunadamente evitó ser asesinado", afirmó Funes en la ceremonia de recibimiento de los cadáveres de once nacionales, víctimas de esa matanza.
El mandatario, que no suministró detalles ni la identidad del salvadoreño, indicó que el testimonio de los supervivientes "puede ser clave para esclarecer el crimen, pero sobre todo para esclarecer la identidad de quiénes lo cometieron".
Funes asistió en el aeropuerto internacional de El Salvador a la ceremonia de recibimiento de once cadáveres de salvadoreños que fueron asesinados en Tamaulipas. Los ataúdes, envueltos por la bandera nacional, fueron trasladados en un avión de la
Fuerza Aérea Mexicana, en un vuelo en el que también veían el embajador de El Salvador en México, Hugo Carrillo, y el director de Derechos Humanos del Ministerio de Relaciones Exteriores, David Morales.
"Este es un momento difícil para el pueblo salvadoreño y en particular para los familiares, padres, madres, hermanos y hermanas, hijos e hijas de quienes perdieron la vida de un familiar en un hecho sin precedentes hasta ahora en la historia de las migraciones en nuestro país", declaró Funes.
Recordó que hace años le tocó "vivir una situación similar"."Perdí a mi hijo que vivía en el extranjero y que fue asesinado por dos jóvenes delincuentes y en ese momento ninguna palabra de ningún funcionario de Gobierno, bastaba como para que yo recuperara el ánimo y la confianza no solo en las autoridades (...) sino el ánimo para seguir adelante", añadió.
Alejandro Funes fue atacado el 1 de octubre de 2007 y falleció diez en Francia. Un tribunal de París condenó en mayo del año pasado a 16 años de cárcel al ciudadano francés Mohamed Amor, de 32 años, por esa muerte.

Acerca del Autor