editor@latinonewspaper.net | 15-Oct-2021 10:38:33 pm

SUJETA BIEN ESE LÁPIZ

Cuando los niños aprenden a escribir se pone énfasis en la cuestión del lenguaje y se pasa por alto la forma de agarrar el lápiz, asunto que es igualmente importante.

Mónica Saiki, psicóloga educativa del Colegio Everest, explica por qué debe atenderse la postura corporal.

"Lo más importante es el lugar; necesitamos que la altura de la silla con respecto al piso y al tamaño del niño sea la correcta. El menor debe tener los pies pegados al piso, así tendrá más control en su movimiento", recomienda.

Ligia Cárdenas, directora técnica del preescolar del Colegio Moderno Tepeyac, añade que los padres deben iniciar el proceso de coordinación motriz desde los primeros meses de vida.

"Se debe ayudar al niño en la coordinación motriz, el manejo del espacio gráfico, a fortalecer el movimiento de ‘pinza’", sostiene. Las especialistas coinciden en que el lápiz se toma con tres dedos: pulgar, índice y medio.

"Unos dicen que cuatro o más, pero

son tres, con ellos se tiene más control en los movimientos, incluso el trazo de la letra es más flexible", aclara Saiki.

Cárdenas agrega que aunque dicha indicación se toma poco en cuenta, resulta determinante en otras áreas del desarrollo.

"Si aprieta mucho el lápiz, le provoca estrés, una tensión en el cuello y el brazo, que a su vez generan aburrimiento y desinterés", explica la directora.

De ahí que ya existan accesorios para que el estudiante mejore la forma en que sostiene el lápiz.

El proceso de escritura se afina con la edad.

Cinco meses. Sujetar objetos; la coordinación ojo-mano es limitada.

Un año. Levantan pequeños objetos con pulgar e índice.

Dos años. Pueden girar perillas y tornillos.

Entre 3 y 4 años. Uso de crayones gruesos.

De 5 en adelante. Comienza el proceso de preescritura.

Acerca del Autor

Leave a Reply

*

Newsletter Powered By : XYZScripts.com