Tasas de ETS aumentan dramáticamente en EE.UU., en especial entre los hombres

Escrito el 20 Nov 2015
Comment: Off
La noticia en el informe de este año de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades respecto a las enfermedades de transmisión sexual no es buena.

El número de casos de clamidia y gonorrea en Estados Unidos se incrementó entre 2013 y 2014, después de haber estado en declive durante varios años. Los casos de sífilis, los cuales han ido en aumento durante la última década, se dispararon en 2014.

Las tres ETS más comunes en Estados Unidos y que además son de notificación obligatoria, lo que significa que es obligatorio que los departamentos de salud informen a los CDC de los nuevos casos, son clamidia, gonorrea y sífilis. (El VIH y la shigella también son ETS de notificación obligatoria).

La clamidia es la más común y puede dañar el sistema reproductivo de la mujer. El informe descubrió que en 2014 había más de 1,4 millones de casos de clamidia, o alrededor de 456 por cada 100.000 personas. Hay alrededor de 350.000 casos (o 111 por cada 100.000 personas) de gonorrea, la cual causa infecciones. Además, hay cerca de 20.000 casos (seis por cada 100.000 personas) de sífilis, los cuales si no se tratan puede conducir a complicaciones graves, entre ellas, la ceguera.

Las tres tienen cura con medicamentos y puedes disminuir tus probabilidades de adquirirlas mediante de la práctica del sexo seguro. Estas cifras representan un aumento en los casos de clamidia, gonorrea y sífilis del 2,8%, 5,1% y 15,1%, respectivamente, entre 2013 y 2014.

"Este es un escueto mínimo del número de infecciones que ocurren en Estados Unidos", dijo la doctora Gail Bolan, directora de la División de Prevención de Enfermedades de Transmisión Sexual de los CDC, y autora principal del informe, el cual fue publicado el martes.

Podría haber muchos casos que no fueron diagnosticados debido a que las infecciones no causaron síntomas –común en la clamidia y la gonorrea– y porque las personas no tenían acceso a servicios de salud o sus proveedores no los examinaron, dijo Bolan.

La clamidia ha ido en aumento constante desde 1994, cuando se convirtió en una enfermedad de notificación obligatoria. Pero las cifras habían comenzado a decaer en 2011, hasta el nuevo informe, que es el primero en varios años que evidencia un repunte en los casos de clamidia.

Sin embargo, este repunte de la clamidia podría en realidad no ser algo malo. Probablemente se debe principalmente al hecho de que más personas están siendo examinadas, tanto porque los proveedores están siendo más conscientes de las pruebas desde que la notificación de la enfermedad se hizo obligatoria y porque se han desarrollado mejores pruebas, dijo Bolan.

A diferencia de la clamidia, el aumento de los casos de gonorrea y sífilis en 2014 es, probablemente, al menos en parte, debido a un aumento real en la cantidad de infecciones, lo cual es preocupante, especialmente para los hombres, dijo Bolan.

La tasa de gonorrea ha subido y bajado desde 1941, poco después de que se convirtió en una enfermedad de notificación obligatoria, pero la trayectoria ha sido en su mayoría al alza desde 2009, incluyendo en 2014. La mayor parte del aumento ha sido en los hombres. La información de vigilancia de determinadas partes del país sugieren que los hombres heterosexuales representan alrededor del 50% del aumento y los hombres que tienen sexo con hombres alrededor del 25%, dijo Bolan.

También ha habido un retorno de sífilis desde principios de la década del 2000, después de que, en gran medida, estuvo en declive desde 1941. Aunque el aumento a lo largo de los últimos 15 años en su mayoría ha sido impulsado por los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres, el nuevo informe encontró que, entre 2013 y 2014, las tasas han aumentado entre las mujeres en un 23%, y entre los hombres heterosexuales en un 14%.

"La sífilis es una tendencia continua entre los hombres que tienen sexo con hombres, y es realmente una crisis en este grupo", dijo Hayley Mark, profesor asociado de salud pública en la comunidad de la Escuela Johns Hopkins de Enfermería. "Una cosa que es muy nueva en este informe es el aumento de sífilis entre las mujeres", añadió. Las mujeres embarazadas pueden transmitirle sífilis a sus bebés. Se le conoce como sífilis congénita, que puede ser mortal si no se trata.

Parte de la razón para el aumento de la gonorrea y la sífilis podría ser que los hombres presentan agotamiento del condón, o tienen menos probabilidades de usar condones porque las infecciones como el VIH son más tratables y no parece tan temibles, dijo Mark.

"No hay una clara respuesta única" para explicar el aumento de la gonorrea y la sífilis, sobre todo entre los hombres, dijo Bolan.

Las clínicas que proporcionaron pruebas y tratamiento de las ETS a través de Estados Unidos han tenido que cerrar o reducir sus horas, dijo Bolan. Aunque no queda claro el alcance total de estos cierres. Los CDC no siguen la trayectoria de acceso a los servicios de salud de la misma manera que siguen la trayectoria de las enfermedades; los informes sugieren que muchos estados han recortado los fondos para los programas de ETS, por lo menos desde la recesión de 2008.

Estos recortes podrían afectar a las personas con escaso acceso a servicios de salud, y en particular a los hombres que tienen sexo con hombres. "Sabemos que todavía hay una gran cantidad de homofobia y estigma hacia nuestras comunidades gay en Estados Unidos y muchas personas podrían preferir buscar un proveedor... que ofrezca servicios culturalmente sensibles".

Los aumentos de clamidia, gonorrea y sífilis que se detallan en el informe de los CDC son "un poco frustrantes desde el punto de vista del proveedor", dijo la doctora Laura Elizabeth Riley, directora de enfermedades infecciosas en obstetricia y ginecología en el Hospital General de Massachusetts. "Estas son las cosas que se pueden tratar pero que también pueden evitarse", dijo ella.

Puede ser que los pacientes no estén lo suficientemente preocupados por estas enfermedades, dijo Riley. "Creo que las consecuencias de tener estas enfermedades son de más amplio alcance que lo que la gente en realidad puede comprender", dijo.

La clamidia puede ser especialmente devastadora para los jóvenes, ya que podría conducir a la cicatrización en su tejido reproductivo, lo que eventualmente los hace estériles, dijo Riley.

El informe descubrió que la mayor proporción de casos de clamidia y gonorrea se dieron en personas entre 15 y 29 años de edad. La mayoría de los casos de sífilis se dieron en personas de 20 a 29 años de edad.

El descubrimiento de que las tasas de estas ETS están aumentando entre los hombres en particular, debería recordarle a las mujeres que deben hacer todo lo posible para protegerse y usar un condón. "E incluso si lo haces, todavía hay un millón de razones por las que debes ser examinada. No es caro y podría ahorrarte a ti, como mujer, todo el dolor asociado con sus efectos posteriores, como infertilidad y malos resultados en el embarazo", dijo Riley.

El informe de los CDC hizo varias recomendaciones, en particular para que las mujeres menores de 25 años que son sexualmente activas y las mujeres de todas las edades que tienen nuevas o múltiples parejas sexuales, que se hagan pruebas cada año para detectar clamidia y gonorrea. Los hombres que tienen sexo con hombres deben pedirle a su médico que los examine para detectar clamidia, gonorrea, sífilis y VIH al menos una vez al año.
CNN Español

Wilfredo Leon
Acerca del Autor