TEMOR TRAS TRIUNFO DE PROMOTOR DEL PROGRAMA 287G

Charlotte/EFE —El ex-alguacil del condado más grande de Carolina del Norte y ex-promotor nacional del controvertido programa de deportación 287g, ganó un importante puesto en la junta de comisionados de esa localidad.
Jim Pendergraph, reconocido por su postura dura contra los indocumentados, logró en las elecciones locales de Mecklenburg, donde habitan cerca de un millón de personas, obtener la segunda más alta puntuación en la elección de sus nueve miembros.
En 2006, el carismático alguacil que se convirtió en republicano para postular en estas elecciones de medio término, se hizo famoso en Carolina del Norte y luego a nivel nacional al apoyar y promocionar el 287g.
Gracias a las políticas de Pendergraph, más de 9.000 indocumentados, en su mayoría latinos por cargos menores de tránsito, han sido puestos en proceso de deportación desde la cárcel de Charlotte, la más grande del estado, e inclusive ciudadanos estadounidenses, residentes legales, refugiados, y asilados fueron interrogados durante el proceso.
En octubre de 2007, la ex-directora del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE), Julie Myers, le ofreció un puesto en inmigración para dar a conocer entre las agencias locales del orden público los beneficios de la medida.
Pendergraph duró apenas un año, tras renunciar inesperadamente por supuestas "diferencias" a raíz de cambios de criterios de aplicación del programa aprobados en aquella época por el subcomité de apropiaciones del Congreso. Durante el lanzamiento de su candidatura, Pendergraph abogó por establecer más acuerdos con agencias locales del orden para identificar y deportar a los sin papeles en el condado a los que culpa de "importar drogas y violencia de pandillas".
Sin embargo, en una entrevista con el periódico "Mi Gente", el ahora comisionado enfatizó que "no era el diablo" y que lo único que desea es "que se aplique la ley".
Aunque el republicano ganó un puesto en la junta, los demócratas mantuvieron el control por estrecho margen de 5-4, lo que ofrece un "respiro" a la comunidad inmigrante de Charlotte, que para muchos bajo una administración del partido republicano podría haber sido "perjudicial".
Ahora Pendergraph se sentará en la misma mesa de la junta de Mecklenburg que Bill James, el otro republicano que intentó, sin resultado, introducir propuestas como denunciar a inmigración a los padres de hijos de indocumentados que soliciten ayuda a los Servicios Sociales, entre otros.
James comparó en una ocasión a los indocumentados con "prostitutas y vendedores de drogas".

Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com