TOLUCA CAMPEÓN DE MÉXICO

Venció 7-6 en penales al Cruz Azul

TOLUCA - Diablos Rojos de Toluca conquistó el noveno campeonato en su historia al derrotar en una dramática serie de penales 7-6 a Cruz Azul, que había venido de atrás de manera heroica para ganar 2-0 y así igualar el global.

Tras una serie de cobros casi impecables, Alejandro Vela se convirtió en el "villano de la película" al fallar el penal decisivo en la "muerte súbita", para así entregarle a los mexiquenses el título del Torneo Apertura 2008 del fútbol mexicano.

Los goles del triunfo celeste fueron obra del propio Vela, al minuto 49, y de Julio César Domínguez, al 77, con lo cual la esperanza renació en una Máquina que pese a la derrota volvió a ser ese equipo con corazón y amor propio, que desafortunadmaente para su afición se quedó en la orilla por segunda campaña consecutiva.

El técnico Benjamín Galindo realizó cambios, se olvidó de nombres como Jaime Lozano y el paraguayo Pablo Zeballos, para poner en su lugar al uruguayo Nicolás Vigneri y a Alejandro Vela, además de regresar a la central a Julio César Domínguez.

Gerardo Torrado ahora sí se hizo sentir en la media cancha, donde metió fuerte la pierna para comenzar a ganar el balón que pasaba más tiempo en la cancha local.

La presión que ejercío la Máquina desde la salida de Diablos Rojos provocó una equivocación de Edgar Dueñas que César Villaluz no pudo capitalizar gracias al portero argentino

Hernán Cristante, quien se recostó para rechazar a dos puños, al minuto nueve.

Tras este inicio incierto, los engranes de los mexiquenses comenzaron a trabajar, conforme el tiempo transcurría el balón pasó a ser suyo, así como las oportunidades de gol. La primera de ellas por parte del chileno Héctor Mancilla, quien de media distancia sacó un disparo que obligó a Yosgart Gutiérrez a mandar a tiro de esquina.

Obligado a "matar" o sufrir el segundo fracaso consecutivo, Galindo ordenó la salida de Vigneri y el ingreso del paraguayo Pablo Zeballos, quien justificó casi de inmediato su estadía en la cancha al participar en la anotación que abría las puertas para un milagro celeste.

Con una marca relajada de los mexiquenses, Villaluz recibió por derecha un balón y con todo el tiempo del mundo sirvió a Zeballos que con el talón jaló el balón a la llegada de Alejandro Vela, quien sólo tuvo que empujar el balón al fondo de las redes, al minuto 49.

Los momentos más críticos y mortificantes de los "escarlatas" se vivieron al verse abajo en el marcador, Villaluz se convirtió en un tranvía por la banda de la derecha, una y otra vez se quitó a Manuel de la Torre, quien tuvo que salir de cambio, lugar que ocupó José Manuel Cruzalta, quien fue protagonista de la jugada más polémica del encuentro.

Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com