Trump da un ultimátum a los republicanos: si no aprueban su reforma de salud, se queda el Obamacare

Escrito el 24 Mar 2017
Comment: Off
Altos funcionarios de la Casa Blanca acudieron al Congreso el jueves para entregar personalmente el ultimátum del presidente Donald Trump a los republicanos de la Cámara de Representantes: las negociaciones sobre la reforma de salud han terminado y la Cámara votará el viernes.

Entonces: si el proyecto de reforma no es aprobado este viernes, Trump está listo para seguir adelante y los republicanos se "quedarán con la vergüenza de no derogar el Obamacare".

El mandatario trata así de astillar la resistencia de algunos republicanos de la Cámara que se niegan a aprobar el proyecto de reforma sanitaria, y que han dejado a su nueva administración en el limbo.

Si el ultimátum de Trump evidenciando a los legisladores logra la victoria en la votación de este viernes, quedará establecida su autoridad sobre el Partido Republicano en el Congreso y dará un muy necesario respiro a una Casa Blanca en estado de sitio.

Pero si falla su apuesta, será una humillante derrota que sugiere que la misma lucha interna que dejó al Partido Republicano en desventaja mientras los demócratas tenían la Casa Blanca es inmune a la reorganización que el presidente prometió para Washington.

Con el resultado de la votación del viernes aún incierto, ya había señales de que la Casa Blanca se disponía a echar la culpa al presidente de la Cámara, Paul Ryan, en caso de que el proyecto de ley de no pase.

La disputa

De acuerdo con el recuento de CNN, 27 republicanos de la Cámara dijeron que votarían en contra del proyecto y cuatro más han indicado que es probable que se opongan. Los republicanos no pueden perder más de 21 miembros de su bancada si quieren que el proyecto pase.

La oposición al proyecto visibilizó el enfrentamiento entre el Freedom Caucus, republicanos ultraconservadores, y los moderados del Tuesday Group. Los primeros han tratado de llevar el proyecto hacia la derecha y los segundos temen el precio a pagar si millones son expulsados del sistema de salud.

Las últimas proyecciones de la Oficina de Presupuesto del Congreso no trajeron buenas noticias. Los cambios republicanos hechos a principios de esta semana al proyecto de ley en realidad sólo disminuirían el déficit federal en 150.000 millones en 10 años, mientras que la medida original preveía una reducción de 337.000 millones.

La medida dejaría a 24 millones menos de personas sin seguro médico para 2026.

Un elemento clave de las negociaciones entre Freedom Caucus y la Casa Blanca gira en torno a las llamadas "prestaciones esenciales de salud". El Obamacare establece que las pólizas de seguros cubran 10 servicios, incluyendo maternidad, medicina preventiva, abuso de sustancias y salud mental.

Los republicanos han deseado durante mucho tiempo deshacerse de la provisión de las prestaciones esenciales, que es la clave de su promesa para reducir las primas y ofrecer opciones a los consumidores.

La eliminación de la disposición también podría debilitar en gran medida la protección de las personas con condiciones preexistentes. Sin el requisito de cubrir políticas integrales, las aseguradoras podrían optar por excluir a algunos de los servicios más caros.

El proyecto final que los republicanos votarán el viernes derogaría la disposición de las prestaciones esenciales, algo que ha frustrado a varios legisladores republicanos.

"Mucha gente no se da cuenta lo que las implicaciones que tiene", dijo un legislador. "Va a haber aún más gente enojada, nuestros constituyentes, las partes interesadas".
CNN Español

Wilfredo Leon
Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com