UNA NUEVA PERSPECTIVA SOBRE LAS HIPOTECAS INVERSAS

Para las personas mayores, las hipotecas inversas se han convertido en una manera cada vez más popular para no quedarse atrás con los gastos crecientes.
Tradicionalmente, la gente tomaba un préstamo respaldado por el capital inmobiliario y continuaba viviendo en el hogar sin tener que pagar la hipoteca mensualmente hasta que se mudara de manera permanente, vendiera la propiedad o falleciera.
Sin embargo, el gobierno emitió nuevas normas que permiten utilizar las hipotecas inversas para comprar una nueva vivienda, siempre que el producto de la venta de la antigua vivienda (combinado con otras reservas en efectivo, de ser necesario) cubra el precio de venta y los gastos de cierre.
La ventaja para estas personas está en que no tendrán que recurrir tanto a sus ahorros o estar atados a
pagos mensuales para comprar una vivienda.Algunas características comunes de las hipotecas inversas:Debe tener 62 años como mínimo.
Su vivienda (actual o futura) debe ser su residencia principal.
Debe poseer su vivienda libre de gravamen o ser capaz de pagarla en su totalidad con el producto del préstamo.
Por lo general, cuanto mayor sea usted y mayor sea el valor de su vivienda, mayor será el préstamo disponible.
No tiene que pagar el préstamo hasta que se mude de manera permanente, venda la propiedad o fallezca.
La revisión integral de la AARP sobre hipotecas inversas incluye un seminario en línea gratuito y una calculadora de préstamos (www.aarp.org/money/revmort).ó (www.hud.gov)..
Por Jason Alderman

Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com