editor@latinonewspaper.net | 27-Jan-2021 08:42:23 pm

Usaban celulares para vender drogas en la cárcel.

Prisionero y cómplices culpables de conspiración para traficar drogas y la muerte de una mujer fuera de la prisión.

Escrito el 26 Abr 2018
Comment: Off
COLUMBIA, SC – Un jurado federal encontró culpable a Michael Young Jr. y a Vance Volious Jr. de traficar drogas, conspirar para matar la esposa de Young con una bomba por correo comprada con bitcoins en Alpha Bay Market del lado oscuro de la web.La fiscal federal Beth Drake dijo que Young y Volious fueron hallados culpables de conspirar, transportar un explosivo con la intención de matar, enviar por correo una sustancia explosiva prohibida, y cargar con un explosivo en el acto de cometer un crimen.
La Juez J. Michelle Childs presidió el juicio e impondrá sentencia luego de la Oficina del Oficial de Probatoria prepare el reporte de pre sentencia.
La evidencia presentada en corte reveló que mientras estaba encarcelado por el Departamento de Correcciones del Carolina del
Sur, Young obtuvo un teléfono celular que le fue entregado en contrabando en la prisión Broad River y lo usó para vender mariguana que compraba de un distribuidor en California y en el internet. La droga comprada por Young era enviada a la residencia de su cómplice para ser distribuida por Volious.
A la misma vez que esta conspiración de compra y venta de drogas se realizaba por Young, Volious y otros, los coconspiradores tramaron matar la esposa de Young. Esta no era la primera vez que Young trató de matar a su esposa. En el 2007 trató de matarla y estaba sirviendo una condena de 50 años por la muerte del padre de su esposa.
Usando el celular de contrabando, Young visitó el dark weby en febrero del 2017 comenzó una conversación con quien creyó era un extranjero experto en explosivos. En realidad era un agente encubierto del FBI.
Young pagó por una bomba que iba a ser enviada por correo a la residencia de su coconspirador en Irmo y de ahí ser
renviada a su esposa por Volious.
Tyrell Fears, el coconspirador, que ya se había declarado culpable, armó la bomba sin saber que era vigilado por el FBI, enviando el explosivo inerte a la oficina del correo en Irmo. Luego de que el paquete fuera recuperado por el Inspector de Correo se procedió al arresto de Young, Volious y Fears.
La fiscal federal Beth Drake dió las gracias al equipo de los agentes del orden que trabajaron en el caso, “Esta fue una operación particularmente dificl y complicada, y logramos un gran resultado debido al excelente trabajo policiaco. Tel caso expone el gran
peligro que es el contrabando de teléfonos celulares en las cárcels.”
El Director del Departamento de Correcciones Bryan Stirling elogió el esfuerzo y colaboración entre agencias locales, del estado
y federales y enfatizó la amenaza del contrabando de teléfonos celulares.
“Estas convicciones demuestran lo que vengo diciendo por muchos años, el contrabando de teléfonos celulares son una amenaza seria no solo para los prisioneros pero los empleados del sistema de prisión asi como también la comunidad en general.”
Wilfredo León
Editor@latinonewspaper.net
Redacción de Periódico Latino

Wilfredo Leon
Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com