Violenta y mortal Erupción del Volcán de Fuego.

La lava destruyó todo a su paso y una comunidad entera de Escuintla, aledaña al volcán, fue devastada.

Escrito el 09 Jun 2018
Comment: Off
SAN MIGUEL LOS LOTES, Guatemala.- Era hora del almuerzo y los miembros de la familia Pamal estaban en San Miguel reunidos para comer como lo hacen todos los domingos. Mientras almorzaban, Camilo Antonio Galicia Pamal, que es pastor evangélico del sector, se había ido a la iglesia con su esposa, Zenaida García, a participar en un servicio religioso.
A las 2:00 de la tarde, un fuerte estruendo hizo salir a varias familias de sus viviendas. El volcán de Fuego hizo erupción, pero no todos tuvieron tiempo de abandonar sus hogares y una fuerte correntada de ceniza, arena y lodo que venía desde la montaña dejó sepultadas decenas de casas, muchas de ellas construidas de madera y lamina.
Entre quienes perecieron bajo las cenizas están los 18 miembros de la familia Pamal. La víctima más pequeña tenía seis años y el mayor 70. También quienes estaban en la iglesia murieron tras la erupción.
Las casas de la familia Pamal y la capilla se encontraban en la parte más alta de la comunidad y fueron las primeras construcciones en ser alcanzadas por el material volcánico que destruyó todo a su paso.
En la zona se observa total destrucción y, cuando se alza la mirada, lo único que se puede ver son casas destruidas y vehículos quemados. La comunidad ya no existe, San Miguel Los Lotes fue prácticamente borrado del mapa por las correntadas de lava. Son imágenes dantescas, imágenes que quedarán para siempre en la memoria de quienes les tocó vivir un día trágico. Incluso, en el lugar se pueden observar zapatos y ropa de niños, además de electrodomésticos destruidos.
Durante años el volcán de Fuego ha estado activo y los habitantes cercanos al lugar han aprendido a convivir con ello, pero esta vez el gigante expulsó lava, piedras y arena que cayeron directamente sobre la comunidad que tenía más de 45 años de estar asentada en el lugar.
El Comando Unificado de Rescate integrado por varias instituciones de socorro ha trabajado por varias horas y en sus rostros se puede observar el cansancio, pero están dispuestos a seguir ayudando en las tareas que se les requiera.
Este lunes y martes, después de la tragedia que ha dejado al menos 69 muertos en las zonas aledañas del volcán, se vivían escenas de dolor en la morgue provisional que fue instalada en la escuela oficial intercultural de la colonia Hunapu de Escuintla a unas 31 millas (50 km) de la capital de Guatemala y a 7.5 millas (12 km) de donde ocurrió la tragedia.
Las autoridades declararon tres días de duelo y hay más de 2,000 personas en albergues, 3,200 evacuados de las zonas aledañas al coloso y más de un millón de afectados, sobre todo en los departamentos de Escuintla, Sacatepéquez y Chimaltenango.
Wilfredo León
Editor@latinonewspaper.net
Redacción de Periódico Latino

Wilfredo Leon
Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com